Cursos Posgrado

 

Los feminismos han incorporado en sus agendas la cuestión de la violencia ejercida contra las mujeres desde mediados del siglo XX, configurándose la problemática, en una referencia paradigmática en el devenir de sus epistemologías y formas de la acción política. Es entre la década del 80 y 90, cuando los movimientos de mujeres y feminismos, marcan una clara inflexión, logrando que los reclamos deriven en la construcción de instrumentos internacionales de relevancia, que posteriormente, impactaron en nuestro territorio, en la sanción de la ley nacional de Protección para Prevenir Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Ley 26.485), instrumento que cambió el paradigma para el abordaje legal. En este sentido, las legislaciones han sido fruto de los reclamos y de los nuevos marcos normativos que ha aportado la academia feminista, configurando un recurso que continúa siendo interpelado y revisado. En particular, las ciencias sociales, han realizado valiosos aportes al campo problemático y de intervención. Esta propuesta pretende compartir y convidar reflexiones que emergen desde el ejercicio profesional en el abordaje estatal (prevención, atención y acompañamiento) de las violencias contra las mujeres. Buscando así, tensionar la preponderancia de un paradigma securitista, la permanencia de narrativas reduccionistas sobre la problemática, prácticas institucionales de burocratización y la insistente carga punitiva en las miradas sobre las violencias machistas y su cristalización en las intervenciones que pretenden combatirla. Pretenderemos torsionar las miradas y estrategias en torno a las violencias contra las mujeres y sus posibles abordajes, recuperando debates que giran en torno a las prácticas de revictimización hacia personas en situación de violencias, su relación con miradas coloniales y clasistas sobre los grupos familiares y la automatización de las prácticas profesionales. Desde epistemologías feminista(s) situadas e interseccionales, pretendemos reflexionar desde los sentipensares de nuestras intervenciones profesionales, para desde alli,  pensar, ensayar y practicar estrategias feministas, nos preguntamos: ¿cómo las políticas públicas performan a una víctima de violencia machista?,¿qué injerencia tienen nuestras intervenciones como profesionales en dichos escenarios ?, ¿como tejer estrategias profesionales feministas?

 

El tiempo es una dimensión de toda experiencia. Atraviesa nuestras vidas en todos sus aspectos y constituye, sin duda, una dimensión clave en la organización de una existencia digna de ser vivida, a nivel individual y sobre todo a nivel colectivo. Para la Sociología, y en particular para una de sus ramas, la “sociología del tiempo”, se trata de una construcción social, de uno más de los aspectos que pueden discernirse, en su naturaleza y configuración, a partir del condicionamiento que producen variables sociológicas. Desde este punto de vista el capitalismo es una fuerza, también, productora de temporalidad social. Y a eso se aboca el seminario. A mostrar, primero, la consubstancialidad entre un modo de entender y de vivir el tiempo y la lógica del capital y la mercancía. Y a desentrañar y sopesar, luego, unas serie de discusiones contemporáneas en torno al modo en que esa relación se configura en el capitalismo actual. La apuesta de fondo es que atender al vínculo entre el capitalismo y algo tan central y omnipresente como el tiempo puede contribuir, sin desmedro de otras opciones, a fertilizar su crítica.